Yarrington-Duarte

Yarrington-Duarte

Se trata sin duda de buenas noticias. Sin embargo, es momento para recordar la forma impune en que se desempeñaron cuando fueron gobernadores, delinquiendo a niveles exhorbitantes sin que nada ni nadie los detuviera. Lo importante es qué cambia en Veracruz, en Tamaulipas y en México con la detención de estos personajes. En otras épocas tendríamos al menos una sensación de autoridad para imponer límites a los casos de impunidad más grave. Hoy, las motivaciones de los gobiernos locales y federal no parecen ser las de la justicia o el decoro político sino las del cálculo electoral, forzado, tampoco hay que olvidarlo, por la presión de las víctimas y de la opinión pública. 

¿Tendremos después de estas detenciones procesos adecuados de rendición de cuentas? No lo creo, pero si lo que se busca con ellas son réditos políticos, creo que vuelven a equivocarse. El desprestigio del gobierno federal es ya irreversible, y su manera de entender la política queda claramente acreditada con las carretadas de dinero y recursos que se están volcando en el Estado de México. Así es como se incuban gobiernos caracterizados por el dispendio, las promesas vacías, la ineptitud y la corrupción… y que terminan en tribunales.  

Exijamos se realicen las investigaciones necesarias sobre las atrocidades que durante esos gobiernos se cometieron contra miles de personas; ambos deben responder por las detenciones arbitrarias, los secuestros, los homicidios, las fosas clandestinas, por los desfalcos. Insistamos también en la reforma de nuestras instituciones, de nuestras policías, de nuestras fiscalías, de nuestro sistema judicial, y de nuestros sistemas anticorrupción y de rendición de cuentas. Ahí está la salida del marasmo en que vivimos. 

Causa en Común A.C. Sudermann 404- 503 Col. Bosques de Chapultepec CP 11580, México DF +52 55 5255 - 5861 info@causaencomun.org.mx Skype
Linkedin
Youtube